– ¿Si?,… hola, ¿cómo estás?, estaba deseando hablar contigo…. ¿hola?, ¿me oyes?. ¡Vaya, se ha cortado! Justamente en este preciso instante tenía que empezar a pasar  el tren por un túnel.
– Hola, te había perdido, acabamos de pasar un túnel. …. Si, estoy en el tren,….¿hola?,… coño… otra vez la conexión a tomar viento fresco.
– Soy yo de nuevo. Lo siento pero pierdo a menudo la cobertura, estamos pasando por una zona bastante accidentada. Verás, te llamaba porque ayer no pude decirte…. ¿hola, hola? ¡Mierda, otra vez se ha cortado!
– Hola, perdona por haberte mantenido en vilo con tantas interrupciones,… aquí me tienes ya, sin intermedios ni publicidad. Ahora ya no se cortará más la comunicación. Ya he llegado al final del trayecto. Eso es justamente lo que ayer intenté decirte y no pude, no me salía en ese momento; creo que mi viaje ha concluido, ahora sé que mi destino eres tu.